Primario

testosterona

Testosterona: Qué es, Cómo Aumentarla y para Qué Sirve

QUÉ ES LA TESTOSTERONA Y PARA QUÉ SIRVE

Los andrógenos son un grupo de esteroides anabólicos que tienen efectos masculinizantes en hombres y mujeres. La testosterona es el andrógeno más importante en los seres humanos, regulando la líbico, la energía, la función inmune, el desarrollo muscular y la salud del sistema óseo.

 

DÓNDE SE PRODUCE LA TESTOSTERONA ?

En los hombres, las células de leydig en los testículos sintetizan testosterona. En las mujeres sin embargo, son los ovarios y las glándulas suprarrenales las encargadas de sintetizarla, eso si en cantidades mucho menores.

La secreción de la testosterona está controlada por la GNRG, la cual se libera por el hipotálamo en pulsos. Estos impulsos estimulan la gláncula pituitaria para secretar LH:

El LH provoca la conversión enzimática de colesterol en testosterona en las células de Leydig. De hecho, el colesterol suele tener mala reputación en la prensa, pero en realidad todas nuestras hormonas esteroides comienzan con el colesterol.

testosterona

 

NIVELES DE TESTOSTERONA EN SEXOS.

Los niveles de testosterona varían de una persona a otra, pero en general, los hombres tienen mucho más que las mujeres. Los rangos normales son los siguientes:

Hombres: 230 – 1000 ng / dl

Mujeres: de 28 a 80 ng / dL

 

LA TESTOSTERONA Y LA EDAD

 Los niveles de testosterona aumentan durante la pubertad de 20 ng / dl a cerca de los 300 a 1200 ng / dl, a los que llegamos en la madurez.

En la segunda mitad de la pubertad, los niveles son más elevados en la noche que durante el día. Durante la pubertad, los aumentos de testosterona y estradiol circulante también inducen a una secreción mucho más alta ( de 1,5 a 3 veces más ) de la hormona de crecimiento.

Por el contrario, a medida que envejecemos también se reducen nuestros niveles de testosterona.

Artículos relacionados:

Qué es la lectina

Qué es la glutamina

Qué son los BCAA

EL EJERCICIO Y LA TESTOSTERONA

EL CRECIMIENTO DEL MÚSCULO

Una de las funciones principales que tiene la testosterona es controlar el crecimiento muscular.

La exposición a andrógenos durante todo el desarrollo de la persona determina el número y tamaño de las unidades de motor. El número, tamaño y características fisiológicas de las unidades de motor determinan el tamaño y las características fisiológicas de las fibras musculares.

Por lo tanto, la exposición a andrógenos determinará la capacidad de nuestros músculos para la hipertrofia muscular en la edad adulta.

 

LIBERACIÓN DE LA TESTOSTERONA DESPUÉS DEL EJERCICIO

Cuando hacemos ejercicio podemos estimular la liberación de la testosterona a corto plazo, lo que puede amplificar el crecimiento muscular.

La estimulación de los receptores beta-adrenérgicos estimula la síntesis de testosterona y la liberación de una manera dependiente de la dosis, a mayor sea la estimulación más síntesis habrá.

Por lo tanto, los aumentos en las concentraciones plasmáticas de testosterona van en función de la intensidad que lo pongamos al entrenamiento que hagamos. En otras palabras, cuanto más duro entrenes ( entrenamiento de fuerza y aeróbico ), más testosterona tendrás, así que ya sabes, a darle duro.

Según los científicos, la actividad simpática del nervio y la secreción de catecolaminas, las cuales se producen en el entrenamiento intenso, producen que se estimule la testosterona durante el ejercicio.

Importante que sepas:

  • Si haces mucho ejercicio de resistencia puedes reducir tus niveles de testosterona.
  • La testosterona aumenta en plasma cuando llevamos a cabo un entrenamiento de alta intensidad. Por otro lado, las mujeres responden al entrenamiento intensos con pequeños aumentos de testosterona, a veces incluso nulos.

 

MEDICIÓN DE LA TESTOSTERONA.

Es suficiente con una muestra de sangre para conocer los niveles circulantes de testosterona, aunque a veces también se puede llevar a cabo una prueba de testosterona salival o de orina.

Dado que el 98% de la testosterona se une a proteínas portadoras en el suero, si sufrimos alteraciones en estos niveles de proteína también nos cambiarán los niveles de testosterona totales.

La SHBG se produce en el hígado y su producción se incrementa por los estrógenos y el hipertiroidismo. El SHBG se reduce por los andrógenos, el aumento de la edad y el hipotiroidismo. Por lo tanto, las pruebas de testosterona también pueden buscar cambios en la SHBG.

 

TESTOSTERONA BAJA

Son varios los factores que pueden reducir los niveles de testosterona y con ello, nuestra función reproductiva. Entre estos factores tenemos:

  • La ingesta crónica de bajos niveles de calorias, o la inversa, ingesta alta de calorías.
  • La ingesta de nutrientes con niveles bajos de vitaminas y minerales.
  • Baja ingesta de grasa.
  • Depresión.
  • Uso de drogas
  • Sobreentrenamiento.
  • Actividad sexual limitada.
  • Estres y ansiedad
  • Envejecimiento.
  • Obesidad y otros trastornos metabólicos.
  • Uso excesivo de anticonceptivos hormonales.
  • Enfermedades crónicas o infecciones
  • Dormir poco o tener problemas en el sueño.

Tanto los hombres con las mujeres podemos sufrir de deficiencia de testosterona. Los síntomas de testosterona baja nos influyen en:

  • Baja energía y cansancio
  • Disminución de la fuerza.
  • Bajo deseo sexual, falta de capacidad de respuesta sexual y orgasmos más débiles o dificultad para alcanzar el orgasmo.
  • Perdida de masa corporal magra, incluyendo el músculo y la densidad ósea, junto con un aumento de grasa corporal.
  • Aumento del riesgo cardiovascular y presión arterial más alta.

 

SUPLEMENTACIÓN DE TESTOSTERONA.

Es una realidad que muchos deportistas se suplementan testosterona para tener unos músculos más grandes y un mejor rendimiento atlético.

Unos niveles excesivamente altos de testosterona durante un largo periodo de tiempo pueden provocar:

  • Acné y piel grasosa
  • Cambios de humor que van desde la hostilidad a la euforia.
  • Crecimiento del pelo en mujeres o pérdida del cabello.
  • Masculinización de los rasgos faciales y tener una voz más grave en mujeres
  • Crecimiento de las mamas en los hombres.
  • Atrofia testicular en hombres.
  • Alteración en los ciclos menstruales en mujeres.
  • Ciertos tipos de daños musculares.
  • Aumento del riesgo de enfermedades del corazón, incluyendo aumento de la presión arterial y miopatías del corazón, trombosis y embolia.

Algunos endocrinólogos están empezando a prescribir testosterona de manera terapéutica, ya sea para suplementación o para tratar síntomas de algunas enfermedades degenerativas crónicas. Los efectos secundarios de la testosterona excesiva que te he comentado anteriormente no aplicarían en estas dosis terapéuticas o de suplementación.

 

CÓMO AUMENTAR LA TESTOSTERONA

Para que tengas unos buenos niveles de testosterona, lo cual te favorecerá en el crecimiento muscular, en la recuperación y en tu salud, debes:

  • Hacer ejercicio de manera regular y que este sea intenso.
  • No bajas las calorías más del 20% de tus necesidades básicas.
  • Asegurarte de que estés tomando los suficientes micro y macronutrientes.
  • Tener una buena actividad sexual y que esta sea frecuente.
  • Evitar medicamentos y drogas.
  • Dormir lo suficiente, de 7 a 9 horas.
  • Controlar los niveles de estrés y ansiedad.

 

VÍDEO PARA AUMENTAR TUS NIVELES DE TESTOSTERONA

Deja tu comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
ÚNETE PARA  RECIBIR GRATIS CÓMO CAMBIAR TU CUERPO Y TU SALUD CON LA DIETA BAJA EN CARBOHIDRATOS

Enter your text here...

x