Primario

tratamiento neumonía

Síntomas y Tratamiento de la Neumonía

TRATAMIENTO Y SÍNTOMAS DE LA NEUMONÍA

Vamos con la segunda parte del artículo sobre la neumonía, si no leíste el primero puedes hacerlo aquí ¿ Qué es la Neumonía ?

En esta segunda parte veremos los siguientes puntos sobre la neumonía:

  • ¿ Cuáles son los síntomas de la neumonía ?
  • ¿ Cómo se diagnostica la neumonía ?
  • ¿ Tratamiento para la neumonía ?
  • ¿ Cómo se puede prevenir la neumonía ?

Vamos a ver cada uno de estos puntos en detalle:

 

¿ CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA NEUMONÍA ?

Lo síntomas de una neumonía provocada por bacterias suelen presentarse de manera más rápida que los de una neumonía provocada por un virus. Las personas mayores y los niños pequeños pueden tener menos o más síntomas leves de los esperados para estos grupos de alto riesgo. Por lo general, la mayoría de las personas con neumonía suelen comenzar con los síntomas típicos de un resfriado o una gripe para más tarde desarrollar una fiebre alta, escalofríos y tos.

Aunque los síntomas pueden variar en función de otras condiciones subyacentes, los síntomas más habituales suelen ser los siguientes:

  • Tos
  • Moco oxidado o verde
  • Fiebre
  • Respiración rápida y dificultad para respirar
  • Escalofríos
  • Dolor en el pecho que suele empeorar al respirar de manera profunda ( es lo que se conoce como dolor pleurítico ).
  • Latidos cardíacos acelerados
  • Fatiga y sentirse muy débil
  • Náuseas y vómitos.
  • Diarrea ( tratamiento para la diarrea )
  • Transpiración
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Confusión o delirio
  • Piel de color oscuro o púrpura ( es lo que se conoce como cianosis ), sangre poco oxigenada.

tratamiento neumonía

¿ CÓMO SE DIAGNOSTICA LA NEUMONÍA ?

El comienzo de un diagnóstico de neumonía comienza con un examen físico y una conversación con el paciente sobre los síntomas y antecedentes clínicos. El médico suele empezar a sospechar de neumonía cuando ve una respiración áspera, sibilancias, sonidos crepitantes o rumores al auscultar el tórax con un estetoscopio.

También se pueden pedir radiografías de tórax y análisis de sangre para confirmar el diagnóstico de neumonía. Una radiografía de torax puede confirmar la neumonía y determinar la ubicación que tiene y su extensión en los pulmones. La función de los análisis de sangre es medir el recuento de glóbulos blancos para determinar la gravedad de la neumonía y para determinar también si la infección es bacteriana, viral, fúngica, etc. Por último, también se puede hacer un análisis de esputo para determinar el organismo que esta provocando la enfermedad.

También se puede utilizar una herramienta más invasiva para el diagnóstico, es la broncoscopia, la cual es un procedimiento mediante el cual el paciente está bajo anastesia y se le inserta un tubo delgado, flexible es iluminado en la boca o en la nariz para examinar de manera directa las partes infectadas del pulmón.

 

¿ TRATAMIENTO PARA LA NEUMONÍA ?

¿ Qué tratamiento para la neumonía da resultados ? Los tratamientos para la neumonía dependen del tipo de neumonía y de la gravedad de los síntomas. Las neumonías bacterianas se tratan con antibióticos, mientras que las neumonías virales son tratadas con descanso y con muchos líquidos. Para un neumonía con hongos se suelen utilizar medicamentos antimicóticos.

El exceso de medicamentos de venta libre son también muy prescritos para tratar de manera eficiente los síntomas de la enfermedad. Estos tipos de medicamentos suelen incluir aquellos que reducen la fiebre, la reducción de los dolores y las molestias y la supresión de la tos. También es muy importante que el enfermo descanse mucho, que duerma y que beba mucho líquido.

En algunos casos también suele ser necesaria la hospitalización por neumonía, esto ocurre si los síntomas son muy malos o si el paciente tiene el sistema inmune debilitado o padece otra enfermedad grave. Una vez en el hospital, el enfermo es tratado con antibiótico por vía intravenosa o también se le pone oxígeno.

 

CÓMO SE PUEDE PREVENIR LA NEUMONÍA ?

Para prevenir la neumonía hay varias maneras. Existen dos vacunas disponibles para prevenir la enfermedad neumocócica ( la infección bacteriana que suele ser la causa más común de la enfermedad ): La vacuna neumocócica conjugada ( Prevenar ) y la vacuna antineumocócica de polisacáridos ( Pneumovax ).

Vamos a comentar ambas:

Prevnar: Se administra generalmente como parte del procedimiento normal de vacunación infantil y es recomendada para niños menos de 2 años de edad o de entre 2 y 4 años con ciertas condiciones médicas.

Pneumovax: Esta es proporcionada para adultos que están en mayor riesgo de desarrollar neumonía neumocócica, como personas ancianas, diabéticos, los que tienen problemas cardíacos crónicos, problemas de riñon, pulmón, alcoholicos, fumadores y los que no tienen bazo. La vacuna contra la neumonía puede no prevenir de manera completa que una persona adulta mayor no contraiga la enfermedad, pero sí puede reducir la gravedad de una neumonía en el futuro.

Además de la vacunación, suele ser recomendado por los médicos que las personas se laven las manos, no fumen, coman de manera sana, hagan ejercicio y se mantengan alejados de otras personas con neumonía que puedan estar tosiendo o expulsando partículas de esputo.

VÍDEO SOBRE LA NEUMONÍA

Te dejo con un vídeo para que de una manera visual puedas saber más sobre la neumonía

 

Tienes más artículos como este en la categoría de salud.

Si te ha gustado este artículo puedes compartirlo en las redes sociales, verás los iconos debajo de este artículo, muchas gracias.

 

Deja tu comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies