Primario

aceites vegetales

¿ Son Buenos los Aceites Vegetales para la Salud ?

En el último siglo ha crecido mucho en consumo de aceites de semillas y hortalizas.aceites vegetales

Suelen presentarse como ” alimentos para la salud “, cuando lo cierto es que varios estudios han confirmado que pueden provocar daños.

 

¿ QUÉ SON LOS ACEITES VEGETALES Y CÓMO SE HACEN ?

Los aceites vegetales son extraídos de semillas como la soja, el algodón, el girasol y otros.

Hasta el siglo 20 los seres humanos no tuvimos estas semillas a nuestra disposición, simplemente porque no teníamos la tecnología para extraerlas.

La manera en que estos aceites son fabricados es muy desagradable, desconcierta pensar que en algún momento se considerarán adecuados para nuestro consumo.

Este proceso de fabricación tiene diferentes fases, blanqueo, desodorización y el uso de un disolvente muy tóxico como es el hexano.

Estos aceites son hoy en día muy usados en los alimentos procesados, como aderezos para ensaladas ” sanas “, réplicas de mantequilla, mayonesa, galletas y más.

Conclusión: La fabricación de los aceites vegetales se hace en fábricas, a través de máquinas y con el uso de productos químicos como el hexano.

 

¿ POR QUÉ NO SON BUENOS PARA LA SALUD ?

propiedades de la berberina

El problema que tienen este tipo de aceites es que son ricos en ácidos grasos omega-6.

Los ácidos grasos omega-3 y los omega-3 son llamados ácidos grasos esenciales, esto quiere decir que necesitamos recibirlos a través de la dieta ya que nuestro cuerpo por sí solo no es capaz de producirlos.

Durante nuestra evolución como seres humanos hemos tenido una proporción adecuada entre los ácidos omega-3 y los omega-6 ( solía estar en una relación 1 : 1 ). Sin embargo, en el último siglo esto ha cambiado a peor, hoy en día la relación es de 16 : 1 a favor de los ácidos grasos omega-6.

Cuando esto ocurre, que la relación es muy superior a los omega-6 nuestra salud puede verse afectada de manera negativa.

El exceso de ácidos grasos omega-6 se acumula en las membranas celulares y puede provocar inflamación.

Se sabe que la inflamación es un factor clave en muchas enfermedades que sufrimos hoy en día, como son las cardiovasculares, cáncer, diabetes, artritis y muchas otras.

Conclusión: Los aceites de las semillas son ricas en ácidos grasos omega-6. Un exceso de omega-6 puede provocar un aumento de inflamación en el cuerpo y enfermedades importantes.

 

EL CONSUMO HA AUMENTADO DE MANERA ALARMANTE

En el último siglo el consumo de los aceites vegetales ha aumentado de manera muy importante, dejando de lado a grasas buenas como la mantequilla.

Estos aceites han sido etiquetados como ” buenos para el corazón ” y las autoridades sanitarias nos animan a comerlos sin miedo.

En el siguiente gráfico podemos ver el gran crecimiento que han tenido los aceites vegetales en la alimentación:

grafico aceites 1

En el siguiente gráfico se puede ver como ha aumentado el contenido de omega-6 en nuestros depósitos de grasa:

grafico aceites 2

Los aceites vegatales, además de ser utilizados por nuestro cuerpo como fuente de energía, también son almacenados e incorporados a las células.

Personalmente me preocupan bastante, ya que es una realidad que están provocando cambios fisiológicos reales en nuestros cuerpos.

Conclusión: En el último siglo ha aumentado mucho el consumo de ácidos grasos omega-6, llegando a multiplicarse por 3.

 

ESTOS ACEITES DE DAÑAN FÁCILMENTE

aceite de oliva

A la hora de hablar de las grasas saturadas, monoinsaturadas y poliinsaturadas, hay diferencias entre ellas en lo que respecta a los dobles enlaces en las moléculas de ácidos grasos:

  • Las grasas saturadas no tienen dobles enlaces.
  • Las grasas monoinsaturadas contienen un doble enlace.
  • Las grasas poliinsaturadas contienen 2 o mas dobles enlaces.

El problema que tienen las grasas poliinsaturadas es que todos sus dobles enlaces son propensos a la oxidación. Los ácidos grasos reaccionan con el oxígeno y los acaba dañando.

Si nuestro cuerpo tiene gran cantidad de estos ácidos grasos ( recuerda que se almacenan en las células ) entonces nuestras membranas celulares son más sensibles a la oxidación.

Nuestros cuerpo están llenos de ácidos grasos muy frágiles que pueden fácilmente ser degradados para formar compuestos perjudiciales.

Dado que las grasas poliinsaturadas se ponen fácilmente rancias, es probable que gran parte de los aceites vegetales que utilizamos para nuestras comidas ya vengan dañados incluso antes de consumirlos.

Los aceites que hay en los supermercados también pueden contener grasas trans ( entre el 0,56% y el 4.2% )

Las grasas trans son muy negativas para la salud, llegando a provocar graves enfermedades, como las del corazón, obesidad, cáncer y diabetes.

Conclusión: Los aceites que tienen alto contenido de grasas poliinsaturadas son propensos a la oxidación. El proceso de oxidación ocurre estando almacenado el aceite o en el interior de nuestro cuerpo. También pueden ser ricos en grasas trans.

 

LOS ACEITES INDUSTRIALES Y LAS ENFERMEDADES DEL CORAZÓN b

Durante mucho tiempo se ha pensado que el causante de las enfermedades del corazón era la grasa saturada.

Se ha gastado mucho dinero para tratar de confirmar esto, pero lo cierto es que no se ha conseguido.

Esto ha hecho que la atención se centre ahora en las grasas trans y en los aceites vegetales.

En 8 ensayos aleatorios se ha podido comprobar los efectos que tiene para la salud el sustituir las grasas saturadas por los aceites ricos en ácidos grasos omega-6:

  • En 3 de estos estudios, se pudo comprobar que el grupo que tomó aceite de semilla vio aumentado de manera importante su riesgo de muerte.
  • En 4 estudios, no hubo efectos estadísticamente importantes.
  • Uno de los estudios mostró mejoras positivas, pero se pudo comprobar que había defectos en el mismo.

Todo esto indica que hay grandes correlaciones entre el consumo de aceites vegetales y ciertas enfermedades.

Se ha podido comprobar que hay relación entre la cantidad de omega-6 y la muerte por enfermedades del corazón.

grafico aceites 3

El estudio sirve para comprobar que hay una correlación entre las grasas omega-6 y la muerte cardiovascular, sin duda es algo para pensar y tomar medidas al respecto.

Conclusión: Varios ensayos aleatorios han mostrado que los ácidos grasos omega-6 aumentan el riesgo de muerte por enfermedades del corazón. Hay que decir también, que algún estudio no vio efectos al respecto. Los estudios observacionales muestran que hay una fuerte relación.

 

EFECTOS EN LA SALUD MENTAL DE LOS ACEITES VEGETALES 

Existen estudios también que muestran una relación entre el consumo de aceites vegetales y la violencia, lo cual indica que el consumo de este tipo de aceites puede tener también efectos negativos sobre la salud mental.

grafico aceites 4

Conclusión: Los datos obtenidos en diferentes estudios muestran que el consumo de aceite vegetales puede provocar comportamiento violento y homicida.

 

OTROS EFECTOS NEGATIVOS

Un contenido alto de omega-6 en la leche materna está asociado con una alteración en la función inmune en niños pequeños.

Se ha comprobado que un consumo alto de estos aceites provoca hígado graso y daño hepático grave en ratas.

También se ha visto en estudios un aumento de los casos de cáncer en dietas ricas en omega-6 ( también en ratas ).

Personalmente estoy convencido de que este tipo de aceites son los responsables de las principales epidemias que sufrimos a nivel mundial.

Conclusión: Comer gran cantidad de ácidos grasos omega-6 está asociado con muchos efectos negativos, y puede ser clave para el desarrollo de diferentes enfermedades.

 

QUÉ DEBES EVITAR Y QUÉ DEBES TOMAR EN SU LUGAR

Es importante primero de todo saber que no todos los aceites vegetales son malos. Por ejemplo, el aceite de coco y el aceite de oliva son buenos para la salud.

Veamos una lista de aceites vegetales que es recomendable evitar:

  • Aceite de soja.
  • Aceite de canola.
  • Aceite de maíz.
  • Aceite de cártamo.
  • Aceite de algodón.
  • Aceite de girasol
  • Aceite de cacahuete.
  • Aceite de sésamo.
  • Aceite de colza.
  • Aceite de salvado de arroz.

También es importante evitar las margarinas y las mantequillas falsas.

Las mejores grasas para cocinar son las saturadas, ya que son más estables al calor. Como ejemplos tenemos la mantequilla, el aceite de coco, la manteca de cerdo y el sebo.

El aceite de oliva también es bueno para cocinar.

Como siempre recordarte la importancia de leer bien las etiquetas a la hora de comprar un producto, así conseguirás evitar aceites poco sanos.

 

CONCLUSIÓN

Todavía quedan profesionales de la nutrición que recomiendan este tipo de aceites a la hora de cocinar, llegar incluso a recomendar que se sustituyan las grasas saturadas por los aceites vegetales.

Esto es un ejemplo del desconocimiento que todavía queda en algunos sectores sobre este tema.

Espero haberte aclarado un poco la realidad que hay detrás de los aceites vegetales, cualquier duda como siempre puedes dejar tu comentario abajo.

 

Cuídate Mucho

Marcos

Deja tu comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
ÚNETE PARA  RECIBIR GRATIS CÓMO CAMBIAR TU CUERPO Y TU SALUD CON LA DIETA BAJA EN CARBOHIDRATOS

Enter your text here...

x