Primario

cebollas

5 Propiedades de las Cebollas que Pocos Conocen

TODO SOBRE LAS PROPIEDADES DE LAS CEBOLLAS

Las cebollas son unas verduras que crecen como bulbos subterráneos en la base de unas plantas que se conocen con el nombre científico de Alliumcepa.

Las cebollas son conocidas también con el nombre de cebolla de bulbo o cebollas comunes, las cuales son cultivadas en todo el mundo, y están estrechamente relacionadas con las cebolletas, el ajo, las cebolletas y los puerros.

Las cebollas nos proporcionan varios beneficios para la salud, sobre todo porque tienen muchos antioxidantes y compuestos con contenido en azufre.

Sus propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias se han relacionado con un menor riesgo de cáncer, con menores niveles de azúcar en la sangre y una mejora en la salud de los huesos.

Podemos disfrutar de este gran alimento de diferentes maneras, podemos hacerlas al horno, hervidas, a la plancha, fritas, asadas, salteadas, el polvo o crudas en ensaladas.

comer cebollas

Las cebollas tienen diferentes tamaños, formas y colores, pero las más comunes son de color blanco, amarillo y rojo.

El sabor puede ir de leve a fuerte y de dulce a picante, en función de la variedad y la temporada.

Las cebollas también pueden ser consumidas estando inmaduras, antes de que su bulbo alcance el tamaño completo, es lo que se conoce como cebolleta o cebollas de verano.

 

FACTORES NUTRICIONALES DE LAS CEBOLLAS

Las cebollas crudas son bajas en calorías, sólo tienen 40 calorías por cada 100 gramos.

Su contenido es de un 89% de agua, 9% de carbohidratos y 1,7% de fibra, con pequeñas cantidades de proteína y grasa.

A continuación detallamos los nutrientes que te ofrecen las cebollas.

 

INFORMACIÓN NUTRICIONAL DE LAS CEBOLLAS

Datos para 100 gramos de cebollas crudas:

Calorías: 40

Agua: 89%

Proteína: 1,1g

Carbohidratos: 9,3 g

Azúcar: 4,2 g

Fibra: 1,7 g

Grasas: 0,1 g

Saturadas: 0,04 g

Monoinsaturadas: 0,01 g

Poliinsaturadas: 0,02 g

Omega 3: 0 g

Omega 6: 0,01 g

Grasas trans: –

 

CARBOHIDRATOS

Un 10,9% de las cebollas crudas y cocidas son hidratos de carbono.

Estos hidratos consisten en azúcares simples, como la glucosa, la fructosa, la sacarosa y fibra.

En 100 gramos de cebolla tenemos 9,3 gramos de carbohidratos y 1,7 gramos de fibra, por lo que el contenido total de carbohidratos digeribles es de 7,6 gramos.

 

FIBRAS

Las cebollas tienen una buena cantidad de fibra, del 0,9 al 2,6% de su peso, en función del tipo de cebolla.

Las cebollas son ricas en fibras solubles llamadas fructanos. La cebolla es uno de los alimentos con más contenido de esta fibra soluble.

Las fructanos son fibras prebióticas, es decir bacterias buenas del intestino que pueden ser utilizadas como combustible.

Esto provoca que se formen ácidos grasos de cadena corta, como el butirato, lo que ayuda a mejorar la salud del colon, reducir la inflamación y a reducir el riesgo de cáncer de colon.

Sin embargo, también se sabe que los fructanos son FODMAPs ( oligo fermentable, monosacáricos y polioles ), los cuales algunas personas no consiguen digerir bien.

Este tipo de alimentos ( FODMAPs ) pueden provocar síntomas digestivos incómodos en personas sensibles, como los que sufren las personas que tiene síndrome de intestino irritable.

Conclusión: Las cebollas están compuestas principalmente de agua, carbohidratos y fibra. La principal fibra que tiene la cebolla son los fructanos, los cuales pueden alimentar a las bacterias buenas del intestino, pero también pueden provocar en algunas personas problemas digestivos.

 

VITAMINAS Y MINERALES

cebollas

Las cebollas contienen buenas cantidades de varias vitaminas y minerales.

Entre los que tenemos:

  • Vitamina C: Una vitamina antioxidante que se necesita para la función y el mantenimiento de la piel y el cabello.
  • Folato: Una vitamina B soluble en agua que es esencial para el crecimiento celular y el metabolismo, y muy importante también en mujeres embarazadas.
  • Vitamina B6: Lo podemos encontrar en muchos alimentos, esta vitamina nos ayuda a crear glóbulos rojos.
  • Potasio: Este mineral esencial nos ayuda a reducir la presión de la sangre y es muy bueno para la salud del corazón.

Conclusión: Las cebollas son un alimento con buenas cantidades de vitamina C, ácido fólico, vitamina B6 y potasio.

 

MÁS COMPUESTOS DE LA PLANTA

Los beneficios que nos aportan las cebollas proceden de sus antioxidantes y compuestos que tiene contenido en azufre.

Veamos que compuestos vegetales nos aportan las cebollas:

  • Las antocianinas: Las podemos encontrar en las cebollas rojas o moradas. Son unos grandes antioxidantes que le aportan a la cebolla su color rojizo.
  • Quercetina: Es un flavonoide antioxidante que nos ayuda a reducir la presión arterial y a mejorar la salud del corazón.
  • Compuestos de azufre: Son los sulfuros y los polisulfuros, los cuales se cree que pueden tener efectos protectores contra el cáncer.
  • Tiosulfinatos: Unos compuestos que nos ayudan a inhibir el crecimiento de microorganismos dañinos y a evitar la formación de coágulos de sangre.

Las cebollas rojas y amarillas son más ricas en antioxidantes que otros tipos de cebollas. Se sabe que las cebollas amarillas contienen 11 veces más antioxidantes que las cebollas blancas.

Conclusión: La cebolla es un alimento rico en antioxidantes y compuestos vegetales, como son la quercetina y compuestos que contienen azufre. Las cebollas rojas y amarillas tienen más antioxidantes que las blancas.

 

PROPIEDADES Y BENEFICIOS PARA LA SALUD DE LAS CEBOLLAS

¿ Para qué sirven las cebollas ? ¿ Qué propiedades tienen ? Se ha demostrado que las cebollas tienen propiedades antioxidantes, que consiguen reducir la inflamación y evitan que crezcan microorganismos perjudiciales.

Veamos más en detalles las propiedades de la cebolla:

beneficios de las cebollas

 

EFECTOS ANTIMICROBIANO

El medio ambiente está lleno de microorganismos, algunos de ellos pueden provocarnos dañinos.

Los extractos de cebollas nos ayudan a suprimir el crecimiento de microorganismos dañinos, como lo son las bacterias y las levaduras.

 

REGULACIÓN DEL AZÚCAR EN SANGRE

En la actualidad hay un gran crecimiento de la enfermedad de la diabetes, la cual se caracteriza por los niveles de azúcar en sangre.

Estudios realizado con animales han demostrado que este alimento nos puede ayudar a bajar el azúcar en la sangre.

También se ha podido demostrar estas propiedades en humanos. Un estudio realizado con personas diabéticas encontró que con 100 gramos de cebolla cruda al día se consiguió reducir de manera importante los niveles de azúcar en sangre.

Las cebollas crudas nos ayudan en el tratamiento de la diabetes tipo 1 y 2, aunque es necesaria más investigación para confirmar estos beneficios.

 

SALUD ÓSEA

Un problema que sufren muchas mujeres posmenopáusicas es la osteoporosis, para prevenir esta enfermedad es muy importante una buena alimentación.

Estudios realizados con animales han demostrado que las cebollas nos ayudan en la protección contra el deterioro de los huesos, y que incluso nos puede ayudar a que aumente la masa ósea.

Un estudio realizado con mujeres mayores de 50 años encontró que consumir de manera regular cebolla nos ayudaba a aumentar la densidad ósea.

Oro estudio mostró que la ingesta de frutas, hierbas y verduras, entre las que se incluyen las cebollas, nos ayuda a reducir la pérdida ósea en mujeres posmenopáusicas.

 

PREVENCIÓN DEL CÁNCER

Como sabes en la actualidad son muchos los casos que se sufren de cáncer, una enfermedad que consiste en un crecimiento incontrolado de las células del cuerpo. Esta enfermedad es una de las principales causas de muerte en el mundo.

Estudios realizados han confirmado que el consumo de cebollas nos ayuda a reducir varios tipos de cáncer, como el de estómago, colon y próstata.

Conclusión: Las cebollas tienen grandes propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias. Nos pueden ayudar a combatir infecciones, a reducir el azúcar en la sangre, a mejorar la salud ósea y a reducir el riesgo de varios tipos de cáncer.

 

CONTRAINDICACIONES A LA HORA DE TOMAR CEBOLLAS

Algunos de los efectos negativos de comer cebollas son el mal aliento y un olor corporal desagradable.

Comer cebollas puede tener también otros problemas para algunas personas.

 

INTOLERANCIA Y ALERGIA A LAS CEBOLLAS

Son raros los casos de alergia a las cebollas, lo que sí es más habitual es la intolerancia a la cebolla cruda.

Los síntomas que provoca la intolerancia a la cebolla son problemas estomacales, acidez estomacal y gases.

Algunas personas pueden sufrir alergias sólo con tocarlas, independiente de si les produce alergias el comerlas.

 

FODMAPs

Las cebollas contienen FODMAs, que son unos hidratos de carbono de cadena corta que algunas personas no consiguen digerir bien.

Los efectos negativos que pueden provocar son hinchazón, gases, cólicos y diarrea.

Las personas que sufren síndrome del intestino irritable suelen ser intolerantes a los FODMAPs, con lo que deben evitarlas.

 

IRRITACIÓN DE BOCA Y OJOS

Muchos hemos sufrido de irritación de los ojos y lagrimas al cocinar con cebollas.

Esto sucede al cortarlas. Esto ocurre porque las células de la cebolla liberan un gas lacrimógeno.

Este gas activa las neuronas en los ojos que provocan una sensación de escozor, seguidos por las lagrimas que se producen al expulsar el gas.

Si dejamos el extremo de la raíz intacta mientras la cortamos podemos conseguir reducir la irritación, ya que la base de la cebolla tiene una mayor concentración de estas sustancias.

Si cortamos las cebollas debajo del agua podemos impedir que el gas se disuelva en el aire.

Este factor lacrimógeno es el responsable de la sensación de ardor en la boca cuando tomamos cebollas crudas.

Esta sensación de ardor se reduce o elimina en la cocción.

 

RIESGO PARA LOS ANIMALES DOMÉSTICOS

Aunque las cebollas son un alimento sano para los seres humanos, puede ser mortales para algunos animales, como los perros, gatos, caballos y monos.

Los principales responsables de estos efectos son unos compuestos llamados sulfóxidos y sulfuros, los cuales pueden provocar una enfermedad conocida con el nombre de ” Anemia Cuerpo Heinz “.

Esta enfermedad se caracteriza los provocar un daño en las células rojas de la sangre, lo que acaba provocando anemia.

Por ello es muy importante que lo le des cebolla a las mascotas.

Conclusión: Las cebollas pueden tener efectos negativos en algunas personas, la cebolla cruda puede provocar irritaciones en ojos y boca. Las cebollas pueden ser tóxicas en algunos animales.

 

CONCLUSIÓN

Como con muchos otros alimentos, las cebollas tienen aspectos positivos y otros no tan buenos.

La cebolla tiene un alto contenido en antioxidantes y compuestos que contienen azufre, algunos de los cuales son positivos para nuestra salud.

Es necesaria más investigación, pero se sabe que las cebollas son buenas para los huesos, para los niveles de azúcar en sangre y para reducir el riesgo de cáncer.

Las cebollas pueden también provocar problemas, especialmente digestivos en personas que son intolerantes a los FODMAPs.

Es bueno tomar cebollas en pequeñas cantidades, principalmente para dar sabor a las comidas.

Para aquellas personas que las toleran bien puede ser un fantástico alimento dentro de una dieta sana.

 

ANTES DE QUE TE VAYAS, TE PROPONGO UN RETO – ADELGAZAR CAMINANDO EN 30 DÍAS

( Suscríbete a nuestro canal de youtube )

 

 

Esto ha sido todo sobre las propiedades de la cebolla, cualquier duda puedes dejar tu comentario abajo.

Cuídate Mucho

Marcos

 

Deja tu comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies