Primario

jarabe de maíz de alta fructosa

Químicos que Comes cada día y que Pueden Matar – JMAF

En artículos anteriores hablábamos de los dos primeros químicos presentes en nuestra alimentación, Las hormonas de crecimiento de la carne, los antibióticos,  los pesticidas,  harina enriquecida y refinada y el Bisfenol A. Vamos con el siguiente químico, el jarabe de maíz de alta fructosa.

JARABE DE MAÍZ DE ALTA FRUCTOSA ( JMAF )

Vamos con el sexto químico de la lista de 15 que están presentes de manera habitual en nuestras comidas, este químico es el jarabe de maíz de alta fructosa.

Es un derivado químico del jarabe o almíbar de maíz, contra el cual se han realizado muchas reclamaciones y que en la actualidad está presente en muchos alimentos que compras de manera habitual.

Concretamente puedes encontrar el JMAF en los panes que compras a diario, en las bebidas carbonatadas, en los yogures de frutas y en galletas y dulces.

Un estudio realizado al respecto confirmó que el crecimiento de la obesidad registrado en los últimos 35 años ha ido en paralelo con el crecimiento que también ha tenido el JMAF como químico utilizado en los alimentos. Este químico comenzó a utilizarse en la industria de la alimentación en el año 1970, así que como ves ya llevamos muchos años sufriéndolo en nuestras comidas.

El JMAF hace que engordes, esto es debido a sus efectos sobre dos de las hormonas principales, la insulina y la leptina. Cuando ingerimos este químico, los niveles de insulina se disparan, con lo que se favorece el almacenamiento de grasas.

 

jarabe de maíz de alta fructosa

 

Pero este edulcorante no sólo eleva los niveles de insulina, también provoca estragos en la leptina, la hormona encargada de controlar nuestro apetito. Cuando tomamos el JMAF se inhibe la respuesta de nuestro cuerpo a la leptina, por lo que hace que nos sintamos todo el día hambrientos. Esto hace que tu cuerpo se convierta en un adicto al almacenamiento de grasas y empieces a engordar. Seguro que quieres evitar todo esto ¿ Verdad ? Veremos más adelante que medidas tomar.

Pero el JMAF aún provoca más problemas a nuestra salud. En un estudio realizado para el que se utilizaron 11 refrescos, todos ellos contenían este químico, al realizar pruebas químicas en ellos se hallaron concentraciones muy altas de carbonilos reactivos en las bebidas.

Se cree que los carbonilos reactivos, los cuales tienen unos efectos muy negativos para nuestra salud, están asociados a moléculas libres de fructosa y glucosa, las cuales consiguen provocar lesiones en los tejidos. Los carbonilos reactivos no están presentes en el azúcar común, en la cual la glucosa y la fructosa están unidas y son estables químicamente hablando.

 

QUÉ HACER AL RESPECTO

Es muy importante que para evitar consumir el jarabe de maíz de alta fructosa revises bien el etiquetado de los envases a la hora de hacer la compra. Te aseguro que está presente en muchos productos que compras habitualmente.

Como siempre también recordarte que para evitar estos nocivos químicos te decantes por alimentos ecológicos, los cuales no tienen este químico del que estamos hablando.

En el próximo artículo hablaremos de otros dos químicos presentes en la lista,  son los edulcorantes artificiales y los conservantes.

Deja tu comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR