Primario

propiedades néctar de agave

Agave Néctar: Un Edulcorante Peor Incluso que el Azúcar

TODO SOBRE EL NECTAR DE AGAVE

Todos estamos de acuerdo en los efectos negativos que tiene el azúcar sobre la salud, quizás faltes personas que todavía no son muy conscientes de ello.

Esto ha provocado que otros edulcorantes hayan alcanzado bastante popularidad, edulcorantes naturales y artificiales.

Uno de estos edulcorantes es el néctar de agave, un edulcorante que algunas personas pueden pensar que es un ” alimento sano “.

Se afirma que es natural, y es comercializado como edulcorante bueno para personas diabéticas, al no provocar picos de azúcar en sangre.

Sin embargo, si dejamos de lado el marketing que suele acompañar a este producto y vemos más en detalle lo que hay detrás del nectar de agave podemos comprobar que es incluso peor que el azúcar tradicional.

Veamos por qué…

 

¿ QUÉ ES EL NECTAR DE AGAVE ?

La planta de Agave crece de forma nativa en el sur de los EE.UU y América del Sur.

El agave ha sido utilizado en México durante siglos, ya que se le consideró una planta con propiedades medicinales.

propiedades néctar de agave

Los mexicanos también la utilizan para hervir la savia ( azúcar líquido de la planta ) para producir un edulcorante conocido como miel de agave.

Pero el uso más común que se le ha dado a la planta de agave es para fermentar sus azúcares para producir una bebida alcohólica conocida con el nombre de tequila.

De hecho, el tequila es el uso comercial más común del agave y uno de los productos de exportación más conocidos en México.

En su estado natural, el agave puede tener varios beneficios para la salud.

Sin embargo, cuando el se procesa y se refina el agave pierde casi todos sus beneficios. Este es el caso del edulcorante agave refinada que muchas personas consumen hoy en día.

Conclusión: El agave es una planta que crece en grandes cantidades en México. Tiene una larga historia como planta medicinal, edulcorante y también para hacer tequila.

 

CÓMO SE HACE LA MIEL DE AGAVE ?

El edulcorante que solemos ver a la venta como néctar de agave debería ser llamado jarabe de agave.

La verdad es que este edulcorante tiene poco en común con el edulcorante tradicional que hacían los mexicanos.

El proceso para hacerlos es el mismo. Se toma la planta, se corta y se presiona para extraer un fluido azucarado.

Este fluido es alto en azúcar, pero también contiene compuestos sanos como los fructanos, los cuales tienen varios beneficios positivos, principalmente sobre el metabolismo y la insulina.

Sin embargo, cuando se procesa en jarabe, estos fructanos son eliminados en el proceso de calentamiento del fluido.

Este proceso destruye totalmente las propiedades positivas de la planta de agave, en su lugar se produce un jarabe concentrado que luego vemos en las tiendas como ” sano “.

El proceso de fabricación es parecido al que utilizan otros edulcorantes no saludables, como el jarabe de maíz de alta fructosa.

Así que…podemos concluir que el edulcorante que vemos a la venta como agave néctar no es realmente ” néctar “, es un edulcorante refinado procesado que surge a raíz del néctar de agave.

Conclusión: El edulcorante de agave que vemos en los comercios se hace mediante el tratamiento de los azúcares con el calor y enzimas, los cuales destruyen todos los beneficios buenos que nos puede aportar la planta de agave. El resultado final es un jarabe poco sano altamente refinado.

 

EL AGAVE NECTAR NO DISPARA LOS NIVELES DE AZÚCAR

néctar de agave

El índice glucémico es una medida que se utiliza para medir la rapidez con la que los alimentos se convierten en azúcar en el torrente sanguíneo.

Cuanto más alto sea el índice glucémico más pico de azúcar provocará ese alimento en la sangre y más negativo será este alimento para nuestra salud.

A diferencia de la glucosa, la fructosa no va directamente al torrente sanguíneo y por lo tanto no aumenta el azúcar en sangre ni provoca a corto plazo picos de azúcar en sangre.

Este es la razón por la que los edulcorantes de alta fructosa a menudo suelen ser comercializados como ” sanos ” o ” indicado para personas diabéticas “.

El néctar de agave tiene un índice glucémico bajo, principalmente porque casi todo el azúcar que contiene es fructosa. Tiene poca glucosa, por lo menos si lo comparamos con el azúcar común.

Un estudio realizado recientemente con ratones comparó los efectos metabólicos del néctar de agave y la sacarosa después de 34 días. Los resultados obtenidos fueron que los ratones que tomaron néctar de agave ganaron menos peso y redujeron el azúcar en sangre y los niveles de insulina.

Dicho esto, hay que decir también que el índice glucémico es una de las muchas cosas que debemos valorar a la hora de analizar sus beneficios para la salud.

Los efectos negativos que tiene el agave ( y el azúcar ) tienen poco que ver con su índice glucémico, más bien están relacionados con su alta cantidad de fructosa.

Conclusión: El agave néctar es bajo en glucosa y por lo tanto no provoca picos de azúcar en sangre. Esto lo convierte en un edulcorante de bajo índice glucémico.

 

EL NÉCTAR DE AGAVE ES PELIGROSO POR SU ALTO CONTENIDO EN FRUCTOSA

agave salud

El azúcar y el jarabe de maíz de alta fructosa tienen dos azúcares simples, glucosa y fructosa ( mitad y mitad ).

Aunque la glucosa y la fructosa son muy parecidas, tienen diferentes efectos en nuestro cuerpo.

La glucosa es una molécula muy importante. La podemos encontrar en muchos alimentos sanos ( como las zanahorias y las patatas ) y nuestro cuerpo es capaz de producirla para asegurarse de que siempre tenemos suficiente.

De hecho, cada célula que vive en el planeta tiene glucosa, ya que está molécula es absolutamente vital para la vida.

Considerando que cada célula en el cuerpo humano puede metabolizar la glucosa, el hígado es el único órganos que puede metabolizar la fructosa en cantidades importantes.

En la actualidad por ejemplo muchas personas comen una alimentación alta en carbohidratos, lo cual puede ser un problema para la salud metabólica.

Esto hace que el hígado se sobrecarge y empiece a convertir la fructosa en grasa, enviándolo hacia fuera en forma de partículas VLDL y aumentado los triglicéridos en sangre. En muchos estudios se ha concluido que parte de esa grasa se puede interponer en el hígado y provocar la enfermedad de hígado graso.

Aunque la fructosa no eleva los niveles de azúcar en sangre, si que puede provocar resistencia a la insulina cuando se consume en grandes cantidades.

Esto puede provocar grandes aumentos en los niveles de azúcar en sangre y de insulina, aumentando con ello el riesgo de síndrome metabólico y de diabetes tipo 2.

Comer mucha fructosa también puede provocar otros problemas de salud, como el aumento de pequeñas partículas de LDL densas y de LDL oxidadas ( colesterol malo ) , provocando que se acumule grasa en la barriga.

Es importante recalcar que el agave néctar tiene un 85% de fructosa, cantidad mucho más alta que la que tiene el azúcar normal.

Nada de esto aplica para las frutas, las cuales son altas en fibra y nos hacen sentir saciados rápidamente. Nuestro cuerpo está muy preparado para manejas las pequeñas cantidades de fructosa que tiene la fruta.

 

EL AGAVE NÉCTAR ES PEOR QUE EL AZÚCAR TRADICIONAL

Si quieres añadir algo de dulzura a tus comidas nunca lo hagas con néctar de agave.

hay varios edulcorantes naturales que son mucho más sanos, entre los que están la stevia, el eritritol y el xilitol.

Podemos concluir que el néctar de agave es uno de los edulcorantes menos sanos que existen en la actualidad.

 

Esto ha sido todo sobre el néctar de agave, cualquier duda puedes dejar tus comentarios abajo.

Cuídate Mucho

Marcos

 

Deja tu comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR