Primario

4 Alimentos que han Matado a 15 Millones de Personas

Es importante ser consciente de que muchas enfermedades que sufre nuestra sociedad hoy en día están relacionadas con el estilo de vida.alimentos que matan

Entre ellas tenemos la obesidad, las enfermedades del corazón, la diabetes tipo II y varios tipos de cáncer.

Para que te hagas una idea, en el año 2011 estas enfermedades mataron a más de 15 millones de personas en todo el mundo.

Lo curioso, es que estas enfermedades no existen en poblaciones que no toman una dieta industrial.

Esto deja claro, que el responsable de estas enfermedades es nuestro estilo de vida.

Más concretamente, el responsable de ellas está siendo nuestra alimentación.

En este artículo hablaremos de 4 alimentos que matan a las personas, vamos con ellos.

 

4 ALIMENTOS QUE QUITAN LA VIDA

 

1.- EL AZÚCAR Y EL JARABE DE MAÍZ DE ALTA FRUCTOSA

azucares añadidos

Los azúcares añadidos son poco sanos ya que contienen calorías ” vacías “.

Es decir, mucha energía y pocas vitaminas o minerales.

Pero hay muchos más motivos de sus efectos negativos, te explico por qué…

El azúcar y el jarabe de maíz de alta fructosa contienen azúcares simples y fructosa en una relación de 1 : 1.

Cada célula de nuestro cuerpo puede metabolizar la glucosa, pero es el hígado es el único órgano que puede metabolizar la fructosa en cantidades importantes.

Lo que ocurre es que el hígado puede metabolizar fácilmente las pequeñas cantidades de fructosa presentes por ejemplo en las frutas, pero cantidades mayores como las que tienen los azúcares añadidos lo que hacen es sobrecargarlo.

Este exceso de fructosa en el hígado lo que provoca es que se convierta en exceso de grasa.

Este exceso de grasa o bien se envía fuera del hígado como lipoproteína de muy baja densidad, o se queda en el hígado provocando enfermedad del hígado graso no alcohólico, enfermedad que luego deriva en varios problemas de salud.

Se ha podido comprobar en ensayos controlados en humanos que grandes cantidades de fructosa provocan rasgos característicos del síndrome metabólico en tan sólo 10 semanas.

  • Aumento de triglicéridos, y partículas de colesterol malo más pequeñas y oxidadas. Esto aumenta el riesgo de enfermedades del corazón.
  • Resistencia a la insulina, lo que puede derivar fácilmente en diabetes tipo II.
  • Insulina y niveles de glucosa en sangre altos.

Visto estos efectos negativos del azúcar en el metabolismo, no sorprende la fuerte asociación que hay entre el consumo de azúcar y la obesidad, la diabetes tipo II, las enfermedades cardiovasculares e incluso el cáncer.

Por si no fuera poco, el azúcar también favorece el aumento de peso y la obesidad a través de diferentes mecanismos. Uno de ellos es el gran aumento que provoca en la insulina ( la hormona responsable del almacenamiento de grasa ).

La fructosa tampoco es saciante, con lo cual al tomar un alimento con alto contenido de fructosa tenemos hambre pronto, lo que provoca un aumento de calorías.

Además de eso, los azúcares añadidos son muy adictivos, lo que provoca un círculo de ansiedad, trastorno por atracón y acumulación de grasa.

Todo esto combinado, alta insulina, alta la hormona del hambre, la grelina, ansiedad y adicción provoca un cóctel desastroso para la salud.

Así que añadiendo azúcar en tu dieta será misión imposible perder peso.

Conclusión: El azúcar añadido, al ser alto en fructosa, puede provocar muchas características del síndrome metabólico, está asociado con la obesidad y con diferentes enfermedades graves para la salud.

 

2.- GRASAS TRANS

grasas trans

Las grasas trans son grasas no saturadas que han sido modificadas químicamente para ser sólidas a temperatura ambiente.

Son conocidas también como grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas.

La manera de fabricarlas en increíble, ya que requiere de gas de hidrógeno, calor intenso, mucha presión y un catalizador metálico.

Estas grasas no existían hace 100 años y se hace difícil pensar cómo alguien ha podido considerar que pueden ser una buena opción para el consumo humano.

Nuestras células no sabes que hacer con ellas y pueden provocar varios efectos negativos en nuestro cuerpo.

Estas grasas elevan el colesterol malo, reducen el colesterol bueno, aumentan la grasa en la zona abdominal, provocan inflamación y resistencia a la insulina.

Con el paso del tiempo, el consumo de estas grasas conduce a enfermedades graves, como las cardiovasculares, la diabetes tipo II, la enfermedad de alzheimer, la obesidad, la depresión y el cáncer.

Diferentes gobiernos de todo el mundo ya han empezado a tomar medidas en contra de estas grasas, desarrollando leyes que reduzcan la cantidad de grasas trans que tienen los alimentos.

Pero el consumo de ellas todavía sigue siendo alto.

Te recomiendo que leas bien las etiquetas de los productos y no compres nada que en su lista de ingredientes ponga algo como ” hidrogenado “.

Conclusión: Las grasas trans son grasas no saturadas que han sido modificadas quimícamente. Son muy tóxicas, y provocan grandes efectos negativos para la salud, derivando en enfermedades muy graves.

 

3.- ACEITES VEGETALES Y DE SEMILLAS

aceites vegetales

Los aceites vegetales son extraídos de varias semillas altamente refinadas.

Entre ellas está el aceite de maíz, el aceite de soja, el aceite de semilla de algodón, el aceite de girasol, el aceite de cártamo y el aceite de canola.

Este método de extracción es complejo e implica mucha calor, prensado, blanqueo y un disolvente tóxico conocido como hexano.

El principal problema que tienen estos aceites es que son ricos en ácidos grasos omega-6, recuerda que es importante para nuestra salud que haya un buen equulibrio entre los ácidos grasos omega-3 y los omega-6.

Tomar grandes cantidades de omega-6, algo que hacen muchas personas hoy en día, pone en grave riesgo tu salud.

Producen inflamación, un factor que es sabido que provoca enfermedades graves con el paso del tiempo.

Se han realizado estudios que han demostrado que tener altos niveles de omega-6 en sangre está relacionado con las enfermedades cardiovasculares. Esto ha sido confirmado por varios ensayos controlados.

Estas grasas también son muy reactivas, debido a la abundancia de dobles enlaces en las moléculas de ácido graso. Se asientan en nuestras membranas celulares y les provocan daños.

Pero estos aceites todavía provocan más enfermedades, entre ellas el cáncer, enfermedad del hígado graso, depresión y alteración de la función inmune.

También se ha podido comprobar en un estudio que entre el 0.56 y el 4.2% de los ácidos grasos que tienen estos aceites son grasas trans altamente tóxicas.

Esto no ocurre en aceites sanos como el aceite de oliva y el aceite de coco.

Si deseas mejorar tu salud y reducir al mínimo la posibilidad de sufrir enfermedades graves, elimina los aceites de semillas y vegetales de tu vida.

Conclusión: El consumo de aceites vegetales provoca inflamación y aumenta el riesgo de sufrir enfermedades graves, entre ellas las cardiovasculares.

 

4.- TRIGO REFINADO

debemos comer pan blanco

También hay pruebas en contra del trigo como responsable de muchas enfermedades.

Esto va para todos los tipos de trigo, el cual suele ser equivocadamente considerado un alimento sano.

El principal problema que tiene el trigo es su contenido de una proteína conocida como gluten.

Es sabido que las personas que tienen enfermedad celíaca no toleran el gluten. Pero los estudios realizado también han comprobado que existe la ” sensibilidad al gluten “, la cual es mucho más común en la población.

Las personas que son sensibles al gluten activan una respuesta inmune en el tracto digestivo cuando lo consumen, esto puede provocar daños en el revestimiento del intestino y provocar dolor, incoherencia de las heces, distensión abdominal, cansancio y otros síntomas.

También se ha comprobado que el gluten puede hacer que el revestimiento intestinal sea más permeable, lo cual puede provocar diferentes problemas.

El trigo provoca deficiencias nutricionales a través de diferentes mecanismos:

  • Es alto en ácido fítico, una sustancia que se une a los minerales e impide su absorción.
  • Un estudio realizado mostró que la fibra del trigo provoca que el cuerpo queme un 30% más rápido sus reservas de vitamina D.
  • Las personas que son sensibles al gluten, el daño a la mucosa intestinal puede que reduzca la absorción de los nutrientes.

El trigo también aumenta el riesgo de enfermedades del corazón. Se pudo comprobar en un estudio, que el trigo integral aumenta el colesterol malo en un 8% en comparación con la avena integral.

También se ha podido comprobar en diferentes ensayos controlados que una dieta sin gluten mejora los casos de esquizofrenia, de autismo y la ataxia cerebelosa.

 

MENSAJE FINAL

La dieta moderna tiene bastantes cosas horribles, las 4 más importantes son estos alimentos, así que ya sabes evítalos.

 

Cuídate Mucho ¿ Lo harás ?

Marcos

Deja tu comentario

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR