Primario

no consigo adelgazar

Por Qué no Consigo Adelgazar ?

POR QUÉ NO CONSIGO ADELGAZAR

Cada día se ponen en contacto conmigo personas con esta pregunta ¿ Por qué no consigo adelgazar ? No consigo adelgazar y estoy esforzándome y haciendo todo lo que me dicen y no consigo resultados. Por qué ? Qué puedo cambiar ? Hay soluciones ?

Llevas tiempo intentando adelgazar y perder peso y no consigues los resultados que querías, te sientes un poco fustrado/a y no sabes que hacer, te entiendo, yo también he pasado por eso y sé lo que sientes, pero quiero que te alegres, las buenas noticias son que probablemente estés haciendo algo mal y necesites ver los fallos que estás cometiendo y corregirlos.

En esto de adelgazar no vale con hacer bien unas cuantas cosas, porque si te dejas otras sin hacer puede ser que los resultados no lleguen.

La base de todo es que si has cogido peso probablemente tus hábitos no han sido los mejores, hábitos alimentícios, de actividad física y de estilo de vida. Si optas por una filosofía de mejorar en general tus hábitos conseguirás adelgazar y tener mejor calidad de vida. Además conseguirás que esos resultados sean duraderos y no tengas que estar cada X tiempo en el lugar que te encuentras ahora.

 

NO CONSIGO ADELGAZAR ESTANDO A DIETA

 

Por qué no consigo adelgazar ? Vamos con las posibles causas:

Comes demasiados alimentos saludables: Nueces, chocolate negro, pasta integral, aceite de oliva, todos ellos son alimentos saludables pero que en exceso harán dispararse tus calorías. Recuerda que la cuestión es que al final del día tengas déficit de calorías, quiere decir, que hayas gastado más de las consumidas, con eso estarás en el camino para adelgazar. Así que controla las cantidades de las porciones aunque los alimentos sean saludables.

No desayunar : Puedes pensar que no desayunando vas a adelgazar porque te ahorrarás unas calorías pero te equivocas, a tu cuerpo se le enciende la alarma de que va a seguir sin alimentos después de la noche y retendrá la grasa. Así que el desayuno es sagrado, ponle hidratos de carbono complejos que te den energía para todo el día, combinado con proteína y fibra.

Controla las porciones: Solemos comer en exceso, hasta estar llenos, lo cual se traduce en problemas de peso. Dale a tu cuerpo la porción de comida que le toca y enséñale a recibir la señal de ” hasta aquí “. Reparte las calorías de las comidas entre 5 ó 6 para tener el metabolismo más acelerado y que te sea más fácil controlar lo que comes en cada comida, al llegar a ella con menos hambre.

No duermes lo suficiente: Organiza tu día para dormir 8 horas, te sentirás con más energía al día siguiente para hacer ejercicio y estar más activo/a. Dormir poco activará la hormona del cortisol, para situaciones de estress y eso hará que te cueste más perder grasa y sentirte lleno en las comidas. En nuestro país solemos dormir menos de lo que debiéramos por el exceso de televisión que consumimos, algo que considero terrible, porque es tiempo que nos quitamos para nosotros y para nuestros seres queridos.

Te excedes con los alimentos bajos en grasas: Que sea bajo en grasas no quiere decir que puedas comer tranquilamente las cantidades que quieras, muchas veces estos alimentos están llenos de sodio y aditivos químicos para sustituir a los azúcares y grasas que han eliminado. Probablemente acabes consumiendo más calorías con este tipo de alimentos que si realmente comieras sus versiones originales. Vigila bien las etiquetas, aprende a entenderlas y sé consciente de lo que comes en cada momento y lo que te aporta.

por qué no consigo adelgazar

No comes suficientes verduras: Deberías comer entre 5 y 7 piezas al día de frutas y verduras y si estás intentando adelgazar y perder peso todavía más, porque por lo general una dieta con alta presencia de frutas y verduras te aporta mejores nutrientes con menos calorías al día. Además de toda la fibra que aportan que hace que el cuerpo está más saciado.

Pasear a tu perro o caminar no es suficiente ejercicio: Ya hemos hablado en otros artículos de que el ejercicio requiere de intensidad si realmente quieres quemar calorías y que la mayoría de estas vengan de la grasa y no del glucógeno. Así que intenta hacer cualquier tipo de ejercicio durante mínimo 30 mínutos y con una intensidad de un 70% de tu FCM ( frecuencia cardíaca máxima ).

Corta los alimentos: Está comprobado que cortar los alimentos en trozos más pequeños hace que el cuerpo se sienta más satisfecho antes. Acuérdate también de masticar bien los alimentos para tener una buena digestión.

Continuas bebiendo refrescos azucarados: No somos conscientes de las calorías que aportamos a nuestra dieta a través de las bebidas. Los refrescos azucarados son un entra importante de calorías, azúcares que activan la insulina, lo cual no nos conviene para la perdida de grasa y de gases. Pásate al agua y al té si realmente quieres resultados.

Tu pareja no está en la misma onda saludable: Te costará más conseguir resultados si tu pareja no tiene hábitos saludables, sobretodo en la alimentación. Complicado tener buenos hábitos si la casa está llena de alimentos que no te convienen al no estar tu pareja en tu onda saludable. El primer paso al empezar un programa de perdida de peso es la comunicación con tu pareja para que él o ella te apoye y en la medida de lo posible haga un esfuerzo que te sirva de apoyo y te ponga las cosas más fáciles.

Eres adicto/a las salsas y condimentos: Te preparas una saludable ensalada pero la llenas con unas nueces, queso de cabra, salsa de yoghur,etc. Al final las calorías se doblan y eso alimento ya es menos saludable. Opta por condimentos que no aporten apenas calorías a tu plato.

No bebes el agua suficiente: Además de mantenerte hidratado, lo cual hará que no salte la hormona del cortisol por situación de estress, el beber 8 vasos de agua al día está comprobado que ayuda en la perdida de peso. Beber un vaso de agua antes de las comidas hará que controles mejor lo que comes. Y comer alimentos que tengan gran cantidad de agua harán que te llenes antes comiendo menos.

No dejas tiempo para tí: Tienes tantas responsabilidades y vives tan acelerado/a que apenas tienes tiempo para relajarte y disfrutar de las pequeñas cosas, lo que hace que vivas situaciones de estress sin darte cuenta y se active la hormona del cortisol. las situaciones de estress llevan al cuerpo a comer más. Tener tiempo para tí y hacer actividades placenteras como bailar, ir de compras, etc, también harán que consumas unas estupendas calorías.

Compromiso total: Si quieres adelgazar o perder peso no puedes estar a medias, es necesario que estés totalmente comprometido/a con ello para que tu plan de buenos hábitos alimenticios y de ejercicio den resultados. No consigo adelgazar !!!! Pues compromiso total.

Demasiadas comidas fuera de casa: Complicado controlar lo que comes si habitualmente lo haces fuera de casa, no tienes la información de las etiquetas de los alimentos comprados por tí. Además si comes fuera será más fácil picar alimentos que no te convienen, ya sean postres, refrescos, aceites recalentados, exceso de grasas, etc..

No tienes un diario de alimentos: Escribir lo que comes en un diario es una excelente manera de controlar tu ingesta calórica. Las cantidades, los tipos de alimentos, el número de calorías que llevas hasta ese momento del día, etc. Pon un diario en tu plan y conseguirás mejores resultados.

Sólo haces ejercicio de cardio: Si realizas cardio pero no haces trabajo de fuerza te estás dejando una parte muy importante del plan. El ejercicio de fuerza no sólo fortalece las articulaciones para evitar lesiones sino que aumenta tu masa muscular lo que hace que aumente también el metabolismo. Con un metabolismo acelerado por el ejercicio de fuerza estarás quemando calorías extras durante horas después de acabado el ejercicio.

Comes sin pensar: Comer delante del televisor o del ordenador hará que no te des cuenta de la cantidad de comida que comes. Elegir un momento para la comida sin distracciones hará que seas más consciente de lo que comes y que por lo tanto comas menos.

Usas ropa que es demasiado grande: Llevar ropa holgada puede ser cómodo pero te impide ser consciente de tu cuerpo, lo cual puede ser un inconveniente en la motivación para mejorar. Utiliza ropa de tu talla y ve deshaciéndote de la ropa grande a medida que vayas perdiendo peso, eso te ayudará en la motivación por continuar con esas nuevas tallas y no volver a las del pasado.

No comes lo suficiente: Esto está lleno de inconvenientes, es peligroso porque hará que llegues con más hambre a las comidas, lo hará más sacrificado lo que supondrá que tarde o temprano abandones y encima tu cuerpo entrará en una situación de estress en la que se activará la hormona del cortisol lo que hará que impida que pierdas grasa. Recuerda que la mentalidad no es estar a dieta y que tenga que ser sufrido, la idea es que tengas buenos hábitos alimenticios sin tener que pasar hambre, lo cual hará que sea algo placentero y duradero en el tiempo.

No comes todos los grupos de alimentos: No comer todos los grupos de alimentos hará que entres en una deficiencia nutricional, además de hacerlo extremadamente sacrificado por evitar alimentos que necesitas y deseas. Por ejemplo, esto pasa mucho con los hidratos de carbono que algunas dietas los evitan, la clave no está en evitarlos sino en comer hidratos buenos y en controlar las cantidades de los mismos.

Nunca te das un capricho: Darte un capricho a la semana te ayudará en tu objetivo, ya que después de haberlo hecho estarás motivado/a para seguir en el camino y no hará de esto algo sacrificado, al no descartar los pequeños placeres, y evitará que eches todo por la borda por ser demasiado estricto/a. Así que si por ejemplo una vez a la semana puedes comerte una pizza, un helado, o cualquier capricho todo irá mejor. Esto no quiere decir que en esa comida puedes arrasar como si se acabará el mundo, no eches todo por la borda y si lo haces a mediodía mejor, así aún queda toda la tarde para poder quemarlo.

No controlas lo que comes después de entrenar: Qué hagas una buena sesión de ejercicio no significa que después de acabar puedas comer lo que quieras. Después del entrenamiento y dependiendo de cual sea el ejercicio realizado y tu objetivo tu cuerpo tendrá unas necesidades que tendrás que cubrir, minerales, proteína, algo de hidratos, agua, etc….

Empezamos el articulo con  No consigo adelgazarespero que después de estos consejos hayas visto donde puedes estar fallando y que posibles cambios te pondrán en el camino hacia el éxito y conseguir tu objetivo de adelgazar.

 

¿ En cuál crees que estabas fallando tú ? Se te ocurre alguno más ?

Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo con tu tribu en las redes sociales. ¡Gracias!!

, , , , , , , , ,

  1. irina tamayo pérez 27 Marzo, 2016 at 17:06 #

    siempre me esfuerzo por bajar de peso , pero después de leer este artículo me doy cuenta que estoy haciendo las cosas mal, ya que comienzo el día con el primer error , yo no desayuno y la mayoría de las veces no almuerzo voy a comenzar a realizar las cosas correctamente y luego le contaré los resultados.

    • Marcos Meilán 27 Marzo, 2016 at 17:42 #

      Hola Irina,

      Me alegra que te haya abierto los ojos, cualquier duda me dices.

      Ya me contarás cómo te va.

      Cuídate

      Marcos

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies