Primario

11 Maneras para Adelgazar sin Dietas ni Ejercicio

CÓMO ADELGAZAR SIN DIETAS NI EJERCICIO

Puede no ser fácil cumplir con una dieta y un plan de ejercicio de manera regular.

Sin embargo, sí que hay varios consejos que funcionan para ayudarte a conseguir tus objetivos ” sin pensar ” en comer menos calorías.

adelgazar sin dietas ni ejercicio

Estos consejos son eficaces para reducir el peso, así como para prevenir un aumento de peso en el futuro.

Te presento 11 maneras de adelgazar sin dietas ni ejercicio. Todas ellas comprobadas por estudios.

 

11 MANERAS DE ADELGAZAR SIN DIETAS NI EJERCICIO

 

1 MASTICA COMPLETAMENTE Y LENTAMENTE

Tu cuerpo necesita tiempo para procesar que ya has comido suficiente.

Masticar mejor los alimentos te hace comer más lentamente, lo cual se asocia con una disminución en la ingesta de alimentos, el aumento de la plenitud y comer menos cantidades.

La rapidez de terminar tus comidas también puede afectar a tu peso.

23 estudios realizados recientemente informó que las personas que comen más rápido son más propensas a aumentar de peso, en comparación con las personas que comen más lento.

Las personas que comen más rápido son mucho más propensas a ser obesas. Para empezar a coger el hábito de comer más lento, te puede ayudar a contar la cantidad de veces que masticas cada bocado.

Conclusión: Comer los alimentos lentamente puede ayudarte a sentirte más lleno con menos calorías. Es una manera sencilla de adelgazar y prevenir el aumento de peso en el futuro.

 

2 UTILIZA PLATOS MÁS PEQUEÑOS PARA ALIMENTOS POCO SANOS

El plato que utilizamos actualmente para comer es más grande de lo que lo era hace unas décadas.

Esto es un problema, ya que con un plato más pequeño conseguimos comer menos al hacer que las porciones se vean más grandes.

Al mismo tiempo, puede ocurrir que con un plato grande la porción te parezca más pequeña, provocando que acabes añadiendo más alimentos.

Puedes usar esto para ver la ventaja de servir los alimentos sanos en los platos más grandes y la comida menos sana en los platos más pequeños.

Conclusión: Los platos más pequeños pueden engañar a tu cerebro para que piense que está comiendo más de lo que realmente come. Por lo tanto, es inteligente consumir alimentos poco sanos en platos más pequeños, lo que hará comas menos cantidad.

 

3 COMER MUCHA PROTEÍNA

cuanta proteina necesitas

La proteína es un nutriente con grandes efectos sobre el apetito. Nos ayuda a aumentar la saciedad, a reducir el hambre y ayuda a que comamos menos calorías.

Esto puede ser como consecuencia de que la proteína afecta a varias hormonas que juegan un papel importante en el hambre y la saciedad, como son la grelina y la GLP-1.

Un estudio encontró que un aumento de la ingesta de proteína del 15% al 30% ayudó a que las personas comieran 441 calorías menos al día y perder unos 5 kilos en 12 semanas, sin tener restringir los alimentos ingeridos.

Si en la actualidad estás tomando un desayuno de cereales, podrías cambiar a uno más rico en proteínas, por ejemplo añadiéndole huevos.

En un estudio realizado, las mujeres con sobrepeso y obesas que desayunaban con huevos comieron menos calorías en la comida en comparación con las que comían un desayuno a base de cereales.

Con esto consiguieron comer menos calorías en el resto del día y durante las próximas 36 horas.

Algunos ejemplos de alimentos ricos en proteínas incluyen las pechugas de pollo, pescado, yogur griego, lentejas, quinua y almendras.

Conclusión: Añadir proteínas a tu dieta se ha demostrado que ayuda en la pérdida de peso ” automático “, sin hacer ejercicio ni dietas.

 

4 ALMACENA LOS ALIMENTOS POCO SANOS FUERA DE LA VISTA

El almacenamiento de los alimentos poco sanos en un lugar donde se pueden ver provoca que aumente el hambre y los antojos, haciendo que acabes comiendo más.

Esto también está relacionado con el aumento de peso.

Un estudio realizado recientemente encontró que si los alimentos rico en calorías están más visibles, los residentes tienen más probabilidades de pesar más, en comparación con las personas que mantienen solamente un plato de fruta a la vista.

Almacena los alimentos poco sanos fuera de la vista, como en armarios, así no conseguirán captar tu atención cuando tengas hambre.

Por otro lado, mantén los alimentos sanos en zonas muy visibles.

Conclusión: Si mantienes los alimentos poco sanos fuera de tu vista, tienen menos probabilidades de alimentarte con ellos. De esta manera consigues no aumentar de peso y reducir la probabilidad de sufrir obesidad. Es mejor mantener a la vista los alimentos sanos, como por ejemplo las frutas.

Te presento la Pastilla para Adelgazar más buscada en Google: Garcinia Cambogia

 

5 COMER ALIMENTOS RICOS EN FIBRA

fibra para adelgazar

Comer alimentos ricos en fibra nos ayuda a aumentar la saciedad, lo que nos ayuda a sentirnos más llenos durante más tiempo.

Los estudios realizados indican que un tipo especial de fibra, llamada fibra viscosa, es muy útil para la pérdida de peso. Aumenta la saciedad y reduce la ingesta de alimentos.

La fibra viscosa forma un gel cuando entra en contacto con el agua. Este gel aumenta el tiempo que se necesita para absorber los nutrientes y ralentiza el vaciado del estómago.

Esta fibra viscosa sólo se encuentra en alimentos de origen vegetal, como por ejemplo los frijoles, la avena, las coles de Bruselas, los espárragos, las naranjas, y las semillas de lino.

Un suplemento de pérdida de peso conocido como glucomanano también es muy alto en esta fibra viscosa.

Conclusión: La fibra viscosa es muy útil para ayudarnos a reducir el apetito y la ingesta de alimentos. Esta fibra forma un gel que retrasa la digestión.

 

6 BEBER AGUA REGULARMENTE

maneras para beber más agua

Beber agua nos ayuda a comer menos y perder peso, sobre todo si la bebes antes de una comida.

Un estudio realizado con personas adultas encontró que beber medio litro de agua, media hora antes de las comidas, consigue reducir el hambre y les ayudó a comer menos calorías.

Los participantes que bebieron agua antes de las comidas perdieron un 44% más de peso en un período de 12 semanas, en comparación con aquellas que no lo hicieron.

Si quieres conseguir un efecto todavía mayor debes eliminar las bebidas altas en calorías, como los zumos y las bebidas con gas.

Conclusión: El agua potable antes de las comidas nos ayuda a comer menos calorías. Sustituir una bebida azucarada por agua nos ayuda en nuestro objetivo.

 

7 SÍRVETE TU MISMO PORCIONES MÁS PEQUEÑAS

El tamaño de las porciones ha aumentado en las últimas décadas, especialmente en los restaurantes.

Las porciones más grandes animan a la gente a comer más, y se han relacionado con un aumento en la ganancia de peso y la obesidad.

Sirviéndote a ti mismo un poco menos te ayuda a comer muchos menos alimentos. Y es probable que ni siquiera te des cuenta de la diferencia.

Conclusión: El tamaño grande de las porciones se ha relacionado con la epidemia de la obesidad, y anima tanto a adultos como a niños a comer más alimentos.

 

8 COMER SIN DISTRACCIONES ELECTRÓNICAS

Prestar atención a lo que comes te ayuda a comer menos calorías.

Las personas que comen cuanto están viendo la televisión o jugando a la consola pueden perder de vista lo mucho que están comiendo. Esto acaba provocando que coman en exceso.

Un análisis sobre 24 estudios realizados encontró que las personas que se distraen en una comida comieron un 10% más.

Sin embargo, el no prestar atención durante una comida en realidad tiene una mayor influencia en la cantidad de alimentos ingeridos en las siguientes comidas. Las personas que se distraen en una comida comieron 25% más calorías en las comidas siguientes que las que no estaban distraídas.

Si sueles comer viendo la televisión, delante del ordenador o del teléfono móvil, estas calorías de más se van sumando y provocando un impacto negativo en tu peso.

Conclusión: Las personas que comen mientras están distraídas son más propensas a comer en exceso. Prestar atención a tus comidas te ayuda a comer menos y a perder peso.

 

9 DUERME BIEN Y EVITA EL ESTRÉS

dormir lo suficiciente

Cuando se trata de salud, el sueño y el estrés son los grandes olvidados. Pero la realidad es que ambos pueden tener una gran influencia en el apetito y en el peso.

La falta de sueño puede alterar las hormonas que regulan el apetito ( leptina y grelina ). Otra hormona llamada cortisol se eleva cuando estamos estresados.

Tener estas hormonas alteradas puede aumentar el hambre y los antojos de alimentos poco sanos, lo que lleva a comamos más calorías de las debidas.

La privación crónica del sueño y el estrés aumenta el riesgo de sufrir varias enfermedades, como la diabetes tipo 2 y la obesidad.

Conclusión: La falta de sueño y el exceso de estrés puede alterar los niveles de varias hormonas que regulan el apetito, haciendo que acabes comiendo más.

 

10 ELIMINA LAS BEBIDAS AZUCARADAS

Bebidas poco sanas

El azúcar añadido es uno de los peores ingredientes que existen en la alimentación actual.

Beber bebidas azucaradas provoca un mayor riesgo de muchas enfermedades que sufrimos en la actualidad.

Es muy fácil tomar un exceso de calorías con las bebidas azucaradas, por las calorías líquidas no afectan a la plenitud como lo hacen los alimentos sólidos.

Eliminar completamente las bebidas azucaradas tiene muchos beneficios para la salud. Es importante que no sustituyas las bebidas azucaradas por zumo de frutas, ya que estas bebidas pueden contener gran cantidad de azúcar.

Las mejores bebidas son el agua, el café y el té verde.

Conclusión: Las bebidas azucaradas están relacionadas con un mayor riesgo de aumento de peso y muchas enfermedades. El cerebro no registra las calorías líquidas como los alimentos sólidos, por lo que tomas más cantidad.

 

11 TOMAR ALIMENTOS POCO SANOS EN PLATOS ROJOS

Un truco raro es utilizar platos rojos para ayudarnos a comer menos. Al menos, esto parece que funciona a la hora de tomar bocadillos.

Un estudio encontró que las personas que comieron alimentos poco sanos en platos rojos comieron menos cantidad que aquellos que lo hicieron en platos blancos o azules.

La explicación puede ser que asociamos el color rojo con señales de parada.

 

12 CONCLUSIÓN

Hay muchos hábitos positivos que pueden ayudarte a adelgazar sin dietas ni ejercicio.

Puedes utilizar platos más pequeños, comer más despacio, beber agua y evitar comer delante de la televisión o la consola. Prioriza los alimentos ricos en proteína y fibra viscosa.

Sin embargo, yo no intentaría comer todas estas cosas a la vez. Comienza a experimentar y si funciona bien y es sostenible para ti ve añadiendo poco a poco.

Unos cambios sencillos pueden tener un enorme impacto a largo plazo.

 

Cuídate Mucho

Marcos

 

  1. LOLA 24 Enero, 2016 at 15:45 #

    QUE BUENO ESTA VIEN PERO A MI ME AN DICHO QUE SI COMES MAS LENTO ADELGAZAS UN MONTON OSEA 20-30KG
    XAITO

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR