Primario

5 Errores Habituales en una Dieta Baja en Carbohidratos ( y Cómo Solucionarlos )

Se han realizado muchos estudios sobre las dietas bajas en carbohidratos.errores

En ellos se ha comprobado y verificado que este tipo de dieta es efectiva y saludable en la pérdida de peso y que nos ayuda a mejorar muchos aspectos de la salud.

En ellos también se ha analizado los errores más frecuentes que cometen las personas que llevan a cabo este plan nutricional.

Si has llevado a cabo una dieta baja en carbohidratos y no has conseguido los resultados que esperabas, quizás hayas cometido uno de estos 5 errores frecuentes:

 

5 ERRORES FRECUENTES EN UNA DIETA BAJA EN CARBOHIDRATOS

 

1.- COMER DEMASIADOS CARBOHIDRATOS

carbos

No existe una definición clara para definir lo que es una dieta baja en carbohidratos.

Algunas personas dirán que consiste en bajar de los 100 gramos / día de carbohidratos, lo cual ya es mucho menos de lo que suelen tomar gran parte de las personas.

Mucha gente conseguiría grandes beneficios dentro de este rango de hidratos de carbono, siempre y cuando lo hagan con alimentos reales, que no estén procesados.

Si tu objetivo es entrar en cetosis, para que muchas cetonas inunden tu sangre y proporcionen a tu cerebro suficiente energía, entonces este rango de carbohidratos será muy alto.

El rango óptimo dependerá de muchas cosas, pero la mayoría de las personas deberán bajar de los 50 gramos al día para conseguir entrar en cetosis.

Para conseguir esto, se deberán conseguir los carbohidratos principalmente de verduras y pequeñas cantidades de bayas.

Conclusión: Si quieres entrar en cetosis y conseguir todos los beneficios metabólicos de una dieta baja en carbohidratos, será necesario que bajes de los 50 gramos de carbohidratos al día.

 

2.- TOMAR DEMASIADA PROTEÍNA

carne

La proteína es un nutriente muy importante, del cual muchas personas carecen.

Nos ayuda a mejorar la saciedad y a aumentar la quema de grasa en comparación con otros macronutrientes.

Es vital para la pérdida de peso y para la mejora de la composición corporal.

Dicho esto, es un error basar tu alimentación en una gran cantidad de alimentos magros de origen animal.

Cuando te excedes comiendo demasiadas proteínas, algunos de los aminoácidos se convierten en glucosa por medio de un proceso llamado gluconeogénesis.

Esto sin duda provocará que no entres en cetosis.

El objetivo de una dieta baja en carbohidratos, debe ser que sea baja en carbohidratos, alta en grasas y moderada en proteínas.

Un buen objetivo es tomar de 1.5 a 2 gramos de proteína por cada kilo de peso corporal.

Conclusión: El exceso de proteína se convierte en glucosa por medio de un proceso llamado gluconeogénesis, con este exceso no se consigue entrar en cetosis.

 

3.- TENER MIEDO A COMER GRASA

aceite

Gran parte de la población obtiene sus calorías de carbohidratos de los azúcares y las grasas.

Es vital que reemplacemos esta fuente de energía con otra, si no nos moriremos de hambre.

Muchas personas que hacen esta dieta consideran que si además de bajar los carbohidratos bajan las grasas, los resultados todavía serán mejores, esto es un error grave.

La realidad es que necesitas obtener energía de algún sitio, y si bajas los carbohidratos necesitas añadir grasa para compensar. Si no lo haces, estarás hambriento y acabarás tirando todo por la borda.

No hay ningún motivos científico para que tengas que temer a las grasas, sólo tienes que elegir las grasas buenas como las monoinsaturadas, las saturadas y los omega-3. Eliminando de tu vida tanto a los aceites vegetales como a las grasas trans.

Cuando sigo a rajatabla este tipo de dieta suelo tomar un 50-60% de las calorías en forma de grasas, aunque algunos expertos recomiendan llegar incluso al 70%.

Para conseguir esto, necesitas tomar carne que contenga grasa y añadir grasas sanas como la mantequilla, la manteca de cerdo, el coco y el aceite de oliva.

Conclusión: Una dieta baja en carbohidratos debe ser alta en grasas, de lo contrario no tendrás energía suficiente para el día a día.

 

4.- NO AÑADIR SODIO A LA DIETA

sodio

Una dieta baja en carbohidratos conlleva una reducción de los niveles de insulina.

La insulina tiene diferentes funciones en nuestro cuerpo, entre ellas llevar la glucosa en la sangre a las células.

Pero otra cosa que hace la insulina es decirle a los riñones que se aferren al sodio.

En una dieta baja en carbohidratos, los niveles de insulina bajan y nuestro cuerpo comienza a eliminar el exceso de sodio y de agua. Este es la razón por la que muchas personas consiguen deshacerse del hinchazón después de unos días de tomar una dieta baja en carbohidratos.

Lo que ocurre es que el sodio es un electrolito muy importante para nuestro cuerpo y si nuestros riñones eliminan en exceso puede ser problemático.

Este es el motivo principal de algunos efectos secundarios que sienten algunas personas al hacer esta dieta, como los mareos, el cansancio, los dolores de cabeza e incluso el estreñimiento.

¿ Cómo solucionar esto ? Tomando más sodio. Lo puedes conseguir añadiendo más sal a las comidas o tomando una taza de caldo todos los días.

Personalmente, lo del caldo me gusta mucho, sabe muy bien y me aporta 2 gramos de sodio.

Conclusión: Las dietas bajas en carbohidratos bajan los niveles de sodio, lo que provoca que los riñones excreten el exceso de sodio del cuerpo. Esto puede derivar en deficiencia de sodio.

 

5.- NO SER PACIENTE

paciente

Nuestro cuerpo está diseñado para quemar preferentemente carbohidratos, si hay disponibilidad de ellos. Así que si hay carbohidratos, el cuerpo los cogerá como fuente de energía.

Si los reduces de manera importante, tu cuerpo necesita cambiar a otra fuente de energía, en este caso de la grasa, bien de las reservas de grasa o de la grasa que comas en tu dieta.

Tu cuerpo necesitará unos días para adaptarse a este cambio, es lo que se conoce como ” gripe baja en carbohidratos “, la sienten la mayoría de las personas.

Personalmente, me dura de 3 a 4 días, aunque la adaptación completa puede tardar varias semanas.

Por ello, es importante que seas paciente y estricto con tu dieta, de esa manera se hará una adaptación metabólica de manera correcta.

Conclusión: El cambio de pasar de obtener la energía de los carbohidratos a las grasas tarda unos días, y la adaptación completa unas semanas. Por ello, es importante que seas paciente.

 

MENSAJE FINAL

Personalmente creo que una dieta baja en carbohidratos es una excelente manera para solucionar muchos problemas de salud que sufre la sociedad actualmente, entre ellos la obesidad y la diabetes tipo II, es una dieta avalada por la ciencia.

Pero es importante tener claro que hay que hacer más cosas que reducir los carbohidratos.

 

Cuídate Mucho

Marcos

  1. Merche 11 enero, 2017 at 12:51 #

    Buenos días Marcos
    Tengo un sobrepeso de unos 5/6 k. y una edad (47) ahora me cuesta mucho perder peso, he pensado en hacer tu reto y me he comprado estos productos:
    MCT OIL 400ml y TÉ VERDE 500mg – 120 veg caps para ayudar.
    Si crees que me puedes ayudar en algo más.. te lo agradecería.
    Un saludo y muchas gracias por tu blog es de gran ayuda¡¡

  2. Marcela Arriagada 21 junio, 2017 at 15:55 #

    Muy buena la aclaracion yo empeze el lunes con una dieta baja en carbohidratos espero estar haciendolo bien

  3. Pablo 8 octubre, 2017 at 11:44 #

    Gracias crack!
    Llevo unos días restringiendo severamente la ingesta de carbohidratos (no mas pan, pizza, pasta, alimentos procesados, ni azúcar…). Comencé intentando cambiar mi desayuno habitual que consistía en cafe con leche (endulzado con azucar obviamente) y tostadas de pan con mermelada, por uno mas proteico (huevos). Esto con la intención de arrancar el día con mayor saciedad, evitando los picos de glucosa y de insulina, que me hacían desesperar del hambre a media mañana. De esta forma puedo llegar bien hasta pasado el mediodía, sin hambre. Me base en la dieta paleolítica (que me parece tiene un fundamento bastanté lógico).
    Estoy terminando la primer semana, y tengo que reconocer que la misma no ha sido fácil. No en el sentido de tener ganas de comer cereales o carbohidratos procesados… mas bien todo lo contrario: esta dieta a través de una mayor saciedad, me ha hecho cortar el círculo vicioso de mas HC comía, más quería. Pero no ha sido facil porque no me he sentido bien: me ha aquejado un feo gusto en la boca, falta de energía y mareo bastante marcados (mas que mareo, sensación de conciencia abotagada).
    Esto me ha hecho seguir buscando en la web, y me topé con tu artículo, que describe perfectamente lo que me ha estado pasando estos días. Entiendo voy por el buen camino, he de tener paciencia para que el cuerpo se adapte a lo nuevo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies